Control de Maleza y de Pestes

Aprenderán a controlar las pestes y las malezas. También aprenderán a prevenir las enfermedades.

Objetivo

Después de esta lección los participantes podrán:

  1. Controlar las malezas en la unidad de producción.

  2. Controlar las pestes en la unidad de producción.

  3. Prevenir enfermedades en la unidad de producción.

Preparación para la lección

  1. Recolectar y enseñar muestras de insectos y maleza de los alrededores.

  2. Si es posible conseguir ayudas didácticas de las diferentes pestes.

  3. Planifique una visita al campo para identificar maleza de la localidad, insectos, y otras pestes que existan en el área.

Conceptos a enseñarse

  1. Métodos de control de Maleza en la producción de cultivo.

    • Deshierbe manual

    • Deshierbe mecánico

    • Control de maleza químico

    • Control integrado de maleza

  2. Métodos de control de insectos en la producción de cultivo.

  3. Control Preventivo de enfermedades de plantas.

Introducción

La población, a través de la historia, ha combatido insectos, maleza, y enfermedades de plantas (figura #1). Hay abundantes enfermedades que les da a las plantas que el hombre usa en la alimentación.

Las pestes(insectos y maleza), así como enfermedades se desarrollan mano a mano con las plantas que atacan (figuras #2-3). Las pestes pueden ser, plantas, animales o virus que son perjudiciales para los seres humanos y a los cultivos. Las categorías principales que se consideran en esta lección son la maleza, insectos, enfermedades, nematodos y vertebrados.

La siembra de uno o varios cultivos en la misma tierra por varios años o décadas cambia la población de los microorganismos del suelo, patógenos de las plantas, pestes de insectos, y maleza. La mayoría de cultivos están expuestos al ataque de un gran número de pestes(insectos, maleza) y enfermedades (figura #4). Estos se consideran los factores limitantes más grandes de la producción de cultivo. La susceptibilidad de los cultivadores para atacar peste o enfermedades específicas varía enormemente. El desarrollo de líneas resistentes parece ofrecer la mejor perspectiva para la protección de cultivos, particularmente si se combina con semilla limpia, saludable, control eficiente de maleza y rotación de cultivo.

Es muy difícil calcular la pérdida a causa de pestes. Sin embargo, es indiscutible que estas pérdidas son sustanciales y generalmente en asombrosas proporciones (figura #5). Un cálculo conservador sugiere que las pestes de plantas destruyen un tercio de las provisiones alimenticias y de fibra cada año. La pérdida es mucho más grande por supuesto en los países en vías de desarrollo.

Ha sido en recientes épocas que la respuesta del hombre al control de pestes se ha basado en un inapreciable entendimiento de la naturaleza y causa de los problemas de pestes. Los métodos de control cambian y son más efectivos ha medida que se tiene mayor conocimiento de las pestes y sus hábitos. Aun cuando hay mucho más que no se conoce, se puede formular programas de control de pestes en una forma racional. Un programa debe basarse en el conocimiento de la biología y hábitos de la peste, una consideración de todos los métodos de control efectivos y un reconocimiento del nivel de control que se desea y que es la vez posible. En esta lección se discutirán algunas medidas de prevención y los métodos de control de pestes.

Concepto #1

Métodos de control en la producción de cultivo

Se le dice maleza a cualquier planta que crece en un lugar indeseado (figura #6). La maleza compite con la siembra por luz, espacio, agua y los nutrientes disponibles, lo que resulta en un rendimiento bajo de los cultivos (figura #7). La maleza causa pérdidas ya que reduce el rendimiento de la planta, la calidad, una cosecha efectiva, y también incentiva la cría de insectos y enfermedades. Los efectos adversos debido a la maleza son más resaltantes en condiciones marginales que cuando se trata de suelos fértiles y con abundante lluvia.

El control es necesario durante todo el tiempo de la siembra (figura #8). Los cultivos son más sensibles en las primeras fases del crecimiento. La competencia en el primer trimestre del período de crecimiento puede dañar irreparablemente la siembra y generalmente resulta en un completo fracaso. Aún cuando la maleza causa menos daño en el último período de crecimiento, el control de maleza es necesario para asegurar ambas la calidad de la cosecha y control de las plantas huéspedes que incentivan enfermedades y pestes. A diferencia de otras pestes agrícolas, la maleza no ataca los cultivos directamente, en vez de esto compite y sirve como huésped de las pestes.

El control de maleza debe ser la actividad principal de mantenimiento. Muchos de los cultivos en la unidad de producción necesitan de un buen cuidado en este aspecto (figura #9). De modo empírico, lo más rápido que la vegetación se cierre como un toldo, lo menos control de maleza que se necesite. Además la razón para cultivo en filas vs. cultivo de cuesta. Con rotación de cultivo se puede controlar el crecimiento de maleza lo que además reduce las pestes y enfermedades.

Figura #1
Figura #2
Figura #3
Figura #4
Figura #5
Figura #6
Figura #7
Figura #8
Figura #9

Al igual que todos las pestes se necesitan identificar el tipo de maleza, para tener un buen control.

Hay varias formas de controlar la maleza: medidas de prevención, deshierbe manual, deshierbe mecánico, control químico y control integrado.

Medidas de Prevención. Las medidas de prevención sirven para controlar que la maleza se extienda. Esto incluye el uso de una siembra temprana: semilla limpia (no contaminada), la eliminación de maleza, antes que la siembra se haya empezado, mantención limpia de los canales, abonamiento apropiado y la prevención de lavado del suelo. El productor tiene que crear y mantener las condiciones ideales para que el cultivo se desarrolle rápido y compita con la maleza por nutrientes, luz y espacio. Una vez que la siembra se ha establecido y la vegetación se ha extendido en forma de toldo, es muy difícil para la maleza desarrollarse y competir con la siembra. Desgraciadamente muchos investigadores en maleza son entrenados en países industriales donde la mano de obra es más costosa que en los países en vías de desarrollo. Como resultado creen firmemente en la aplicación de fumigadores de maleza, por lo tanto no creen en la efectividad del control de maleza manual.

Un gran error es la siembra tardía, después de las primeras lluvias sin tener tiempo para la pre-plantación de la maleza (figura #10). Cuando se empieza tan tarde resulta en la demora y por lo tanto una siembra al apuro, lo que lleva a espaciamiento de plantas anchas y muchas aberturas. Por lo tanto el deshierbe tiene que esperar, hasta que se termine el cultivo de la siembra, lo que lleva a que se tenga una montón de maleza y se trabaje mientras la maleza compite ferozmente con la cama de siembra. Una combinación de medidas simples que puede ayudar a prevenir esta situación.

  1. Labranza profunda con el arado, cultivador o manualmente, debe empezarse luego de la cosecha mientras el suelo no esté demasiado duro y el agricultor y las bestias no estén en buenas condiciones (figura #11). Esta práctica impide que la maleza crezca y se expanda.

  2. La primera capa de deshierbe (o trillada) luego de las primeras lluvias. Si es posible un segundo deshierbe debe continuar después de dos semanas (figura #12).

  3. La siembra puede empezar de 4-8 semanas de avance, lo que llevará a que se elimine cualquier signo de maleza en una forma sutil.

  4. El primer deshierbe entre las filas de la siembra debe empezar una semana después de plantar, cuando las filas sembradas estén brotando y las camas de siembra de maleza sean visibles, allí es cuando es fácil matarlas(esta práctica es posible en cultivo de filas o líneas).

Deshierbe Mecánico:El control de maleza por medio del frecuente arado es una práctica común en áreas en donde la disponibilidad de animales de tracción y el tiempo no son factores limitantes. Es también posible realizar el deshierbe mecánico mientras la siembra está creciendo, proveyendo que no es muy alto. El cultivo en filas es ventajoso en este caso. Cuando se practica el deshierbe mecánico para evitar perjudicar las raíces de la siembra, es esencial que los implementos(cultivadores, caballones) sólo trabajen la capa superior del suelo. Esto sucede cuando se hace un deshierbe temprano, cuando la maleza está pequeña.

 

Figura #10

 

 

Figura #11

 

 

Figura #12

 

 

Figura #13

 

 

 

Control químico de Maleza: El uso de herbecidas se ha convertido en el método más común de control de maleza en la agricultura (figura #13). El control de maleza químico es factible cuando la mano de obra para deshierbe es alto. También cuando hay altos requisitos en lo que a labor respecta o represión en contra del control de maleza mecánico. Sin embargo, la adopción de control químico de maleza por los agricultores en los países de desarrollo no parece va a ocurrir. Generalmente hay problemas en lo que respecta al fracaso de las herbecidas debido a la incorrecta aplicación (dosis, tiempo, condiciones del clima) con los que se tiene que luchar. Otros impedimentos a considerar son el alto costo de los químicos y su toxidad lo que puede ser nocivo para los animales y los seres humanos.

En el centro químico de maleza el tener experiencia y mucho cuidado es importante. Una limpieza total de la gente y el equipo de rociamiento una vez terminada la faena es imperativo para evitar efectos desastrosos en los cultivos y en las personas. Con frecuencia la necesidad de herbecidas es un síntoma que algo está yendo mal, especialmente, época, método y profundidad de la siembra, ineficiente deshierbe manual(generalmente un poco tarde), y una población irregular de plantas.

Se necesita enfatizar que un programa de control de maleza debe basarse en un conocimiento completo de los problemas de maleza y que las medidas químicas de control se deben aplicar sólo cuando sean necesarias. Si es posible se debe utilizar este método o combinación de métodos que den el control de maleza más efectivo, práctico, económico y ambientalmente mejor.

Control de Maleza Integrado: El control de maleza se tiene que adaptar a las circunstancias locales. No hay reglas definidas. El método de control más eficiente combina un número de medidas, cada una contribuyendo para alcanzar el objetivo de controlar la maleza. Es imposible erradicar la maleza; siempre va a haber una re-infestación en las áreas circunvecinas. Sin embargo, un control de maleza integrado quiere usar todas las tácticas posibles o estrategias para controlar la maleza de tal modo que se obtenga económicamente un rendimiento y calidad aceptable sin alterar el medio ambiente.

Aparte de las medidas directas y de prevención, especialmente la época seca y temprana de labranza. Un número de actividades se debe incorporar para que sea eficiente un programa integrado de control de maleza.

Estas actividades incluyen:

  1. Rotación de cultivos: El crecimiento prolongado del mismo cultivo va a favorecer el desarrollo de ciertas comunidades de maleza (figura #14).

  2. Filas angostas y cultivo mixto: La siembra en filas angostas para que la vegetación se cierre rápido en forma de toldo para proveer sombra y suprimir el crecimiento de la maleza (figura #15).

  3. La aplicación del fertilizante: La aplicación de fertilizantes a los cultivos reduce la oportunidad de que la maleza pueda aprovechar de los nutrientes (figura #16).

  4. Operaciones de control de maleza prolongadas: Prevenir la expansión de la maleza empezando por removerlas antes de que produzcan flores y semillas (figura #17).

Concepto #2

Métodos de control de insectos en la producción de cultivos.

Insectos nocivos son los insectos perjudiciales a la siembra durante algún período del ciclo de su vida, lo que resulta en una notoria reducción del rendimiento y de la calidad (figura #18). Debido a que la población de insectos crece rápidamente, un control temprano se necesita para prevenir daño excesivo. Reconocimiento de problemas de insectos requiere la habilidad para identificar la peste y reconocer las señales y síntomas de perjuicio. Los insectos pueden causar daño al cultivo en una variedad de formas, de acuerdo a sus hábitos alimenticios:

 

Figura #14

 

Figura #15

 

Figura #16

 

Figura #17

 

Figura #18

 

Figura #19

 

 

 

  1. Insectos perforadores y masticadores Este tipo de insectos daña el cultivo ya que se masca las hojas, fruta, semillas y raíces (figura #19). Los insectos que mastican se comen diversas porciones de las partes de las plantas y el perjuicio es fácil de identificar, e.g. hojas arrugadas y horadada, huecos en las frutas y semillas, tallos dañados, hojas y raíces.

  2. Insectos succionadores Este tipo de insectos perjudica las plantas ya que succionan el jugo de las plantas de las hojas, tallos, raíces, frutas y flores. Estos insectos pueden transmitir enfermedades a las plantas y virusas a la siembra. La excreción de la miel azucarada hace que las partes afectadas estén pegajosas y que un hongo ácido crezca allí. Todas las pestes succionadoras compiten por asimiladores, causan un temprano marchitamiento, y caída de las hojas y los brotes.

  3. Otros Otros insectos pueden causar cicatrices y rasguños en las diferentes partes de las plantas que resultan de poner huevos y actividad de las larvas (figura #20).

Es importante notar que los síntomas como el amarillamiento de las hojas, marchitamiento, o plantas muertas y sistemas de raíces débiles puede ser resultado de practicas culturales o de otro número de problemas de pestes. Cuando uno de estos síntomas se presentan se presentan y no esta seguro de la causa, debe escarbar la planta y examinar las raíces para tener indicios del problema. Si no está seguro de la causa de una en particular o de la identidad de un insecto en específico, debe pedir ayuda a alguien calificado.

Proposiciones Generales para el control de insectos incluye:

Control Cultural: Algunas pestes de insectos del campo y de los cultivos de hortalizas se pueden controlar con prácticas culturales o buenas prácticas de manejo. Estas prácticas están dirigidas a los "puntos débiles" en el ciclo de vida de los insectos y es algo que generalmente hace el agricultor como el arado, arado con discos, época de siembra, etc. Se toma ventaja de la relación del insecto con la planta huéspeda.

Rotación de cultivo: Hay varios requisitos que se tiene que tener en cuenta para lograr una rotación efectiva de cultivo (figura #21). Para esto se necesita que la siembra sea indeseable a la peste de insectos. De otro modo no se le estará negando la fuente de alimento. También el insecto debe tener una actividad dispersa de actividad y un ciclo de vida larga. No hay una ventaja en utilizar la rotación de cultivo si una especie de insectos es capaz de moverse a gusto de una siembra a otra o si puede completar su ciclo de desarrollo antes de que se haga la rotación de cultivo.

Labranza: El cultivo temprano y después de la cosecha para incorporar los residuos de los cultivos en el suelo también afecta a los insectos ya que afecta las esporas, los insectos adultos, o la crisálida a la intemperie y a sus enemigos naturales o por tirarlos debajo de la basura que les sirve como hábitat (figura #22). Otras prácticas que pueden ayudar a controlar los insectos es una higiene estricta que incluye el quemar o abono caliente del material afectado y el remover residuos de cultivos, tallos y tocones después de la cosecha.

 

 

 

Figura #20

 

 

Figura #21

 

 

Figura #22

 

 

 

Población de planta y época de siembra: Plante una siembra densa para evitar que la maleza puede servir como planta huésped para pestes y enfermedades (figura #23). La siembra en la época apropiada para evitar condiciones secas o de demasiada agua lo que puede aumentar el ataque de insectos o de enfermedades.

Programa de fertilidad de Suelo balanceado. Mantenga un buen programa de fertilidad para tener plantas saludables que puedan competir efectivamente por sobrevivencia (figura #24).

Control Químico: A pesar de la controversia, preocupación y crítica en relación al control químico, este método es el más seguro y efectivo. El control químico va continuar siendo junto con otras técnicas el mejor método par acontrolar pestes en el futuro. Han surgido problemas porque se ha utilizado demasiado el control químico en los años pasados. El tipo y buen juicio de uso y la integración con otras técnicas disponibles para reducir la dependencia en los pesticidas siempre deben ser consideradas.

Concepto #3

Control preventivo de enfermedades de plantas.

Las enfermedades de las plantas puede reducir la cantidad y calidad de alimento, fibra y cultivos ornamentales desde el tiempo de siembra hasta la cosecha, venta y uso (figura #25). La reducción en el crecimiento de la siembra se puede deber a la provisión insuficiente de minerales, o a la actividad de las toxinas producidas por las bacterias, hongos o bacterias. La naturaleza interna de la mayoría de enfermedades es considerablemente perjudiciales antes de que se noten los síntomas lo que hace el control más difícil y en lo económico más duro.

El manejo de enfermedades de plantas es complejo y casi imposible es por esto que las medidas de control se enfocan en las medidas de prevención de enfermedades para limitarel efecto o para que no sucedan.

Hongos

El hongo es la peste más común. El hongo no tiene clorofila por lo tanto no puede fabricar su propio alimento con la fotosíntesis. Enfermedades de hongos causan una variedad de síntomas. Cualquier parte de la raíz de la planta, flores, frutas, o semillas pueden estar infectadas. Los hongos también atacan los productos que han sido cosechados, como granos, bulbas, y la madera mientras están siendo transportados o almacenados. Los hongos se puede transportar por medio de una plantya enferma a otra sana por el viento, lluvia, o riego, suelo, maquinaria, seres humanos o aniamles. Algunos hongos pueden penetrar directamente a los tejidos saludables. En otras circunstancias entran a través de cortes.

Bacteria

Las bacterias son quizas con las que estamos más familiarizados ya que son agentes causantes de un número de enfermedades que atacan a los animales como a los seres humanos e.g. tuberculosis, neumonia, Fiebre tifoidea, brucellosis and anthrax. Sin embargo, algunas bacterias son plantas patógenas destructivas.

Las bacterias son microorganismos que aumentan en número, especialmente en un clima húmedo. El ciclo de vida de una bacteria puede ser hasta de 20 minutos y su población puede crecer enormemente en ese corto período. Por ejemplo, si una bacteria se divide cada 30 minutos, una célula sóla de una bacteria puede producir 281,474,956,710,656 crías en 24 horas. La importancia que tiene como plantas patógenas recae en la asombrosa capacidad que tiene para reproducirse. Las bacterias viven y se reproducen en los espacios entre las células y los sistemas vasculares(los tubos conductores de agua y nutrientes).

Al igual que los hongos, la mayoría de bacterias no pueden fabricar su propio alimento; lo obtienen de organismos en descomposición, muertos o de tejido vivo. Las bacterias son importantes después de la cosecha en lo que respecta a descomposición y estropeamiento de las frutas y hortalizas frescas en camino al mercado, o en casa en el refrigerador. La bacteria entra a través de cortaduras u orificios naturales. Enfermedades foliares causadas por bacterias se expanden por medio de el viento, o de la lluvia. Los insectos también introducen ciertas bacterias a medida que se alimentan de los cultivos.

 

 

Figura #23

 

 

Figura #24

 

 

Figura #25

 

 

 

Virus

Al igual que las bacterias los virus son los agentes causantes de enfermedades en los seres humanos y en los animales e.g., polio, rabia, y verruga. Sin embargo son responsables de las enfermedades de plantas más destructivas. Las enfermedades virales de plantas incluyen mosaicos de tabaco y hortalizas, la parte superior de la remolacha azucarera, y el amarillento pequeño del centeno y otros granos.

Los virus son más pequeños que las bacterias y su reproducción está asociada con tejido vivo. Los viru causan una variedad de enfermedades y síntomas que frecuentemente no matan la planta huésped sino que causan una reducción en el rendimiento y en la baja calidad de los productos. Los virus viven sólo en células vivientes; su propagación de una planta enferma a otra saludable ocurre del movimiento directo de planta a planta. La mayoría de virus se transmiten por medio de insectos particularmente pulgones, saltamontes, y arañas. Los virus son serios cuando se han propagado por medio vegetativo (e.g. tubérculos, bulbas, raíces, cortaduras) ya que el virus se transporta fácilmente en el material a propagarse.

Debido a la cercana asociación de los virus con las células vivientes de sus huéspedes, no se ha encontrado ningún químico que pueda controlarlo sin afectar irreparablemente la planta. En el presente se tiene que usar otros métodos pero no pesticidas. En este caso como en otros no se puede eliminar completamente las enfermedades de la planta. En sí es mejor aprender a vivir con ellas, lo único que se puede pedir es que el perjuicio no sea muy grande.

Proposiciones generales para el control de enfermedades de plantas:

Control de prevención: Muchas enfermedades nacen en el suelo o son producto de la semilla. Esto se agrava por la deficiencia de (K, Zn, B) o del exceso de minerales (especialmente N), o la falta de drenaje. La prevención de enfermedades o la reducción concierne generalmente a la población de plantas y no a la planta individual. No se puede ver la enfermedad de una planta del mismo modo que se ven las enfermedades animales o de los seres humanos, en donde el bienestar del individuo es sumamente importante. Nosotros tenemos que considerar todo el cultivo y tratar de disminuir la enfermedad a ese nivel. Al mismo tiempo se tiene que tener cuidado ya que una sóla planta puede ser la fuente de infección para todo un campo. Por lo tanto las medidas de prevención deben constar de rotación de cultivo, higiene de cultivo, una dieta balanceada de minerales, drenaje apropiado, desinfectación de la semilla y el uso de variedades resistentes (figuras #26-27). Los compuestos de cobre son excelentes, baratos para matar las ésporas y por lo tanto son fungicidas de prevención.

Prácticas de manejo cultural y de cultivo: Rotación de cultivo incluye el crecimiento de cultivos en esa misma área una vez cada 2 o 6 años (figura #28). Si se cultiva continuamente un mismo cultivo aumentarán las emfermedades severas y la pérdida económica a manos de plantas patógena. Para tener éxito se debe remover primero el rastrojo, paja, tallos y cualquier maleza indeseable. Algunas plantas patógenas tienen una gran variedad de plantas patógenas. Se debe evitar un esquema de rotación que abarque los cultivos que son suceptibles a las mismas enfermedades. Aún cuando se planten tres cultivos diferentes en los años sucesivos, si todas son suceptibles a un patógeno común, una enfermedad severa ocurrirá en la tercera siembra si no en toda. Una práctica general es evitar plantar una leguminosa enseguida de otra leguminosa o césped después de otro césped. La rotación es valiosa en el control de un número de enfermedades en las raíces, las que no pueden ser controladas económicamentes por otros métodos. El control de maleza es también importante porque puede servir como fuente de inóculo para los cultivos suceptibles. La eliminación de vegetación indeseable es un elemento importante en el control de diversas enfermedades de plantas.

 

 

 

Figura #26

 

Figura #27

 

Figura #28

 

Figura #29

 

Epoca apropiada de siembra y sus métodos: Las siembras susceptibles no se deben plantar en un terreno que favorezca la enfermedad a menos que el agricultor esté preparado a usar buenas estrategias de control. Enfermedades a la cama de siembra y la putrefacción de la semilla se da en suelos húmedos y fríos. Los campos que tienen problemas con estancamientos de agua pueden estimular los problemas de putrefaccción de las raíces. La siembra se debe demorar hasta que la humedad del suelo y la temperatura sean favorables para el desarrollo (figura #29). La humedad óptima del suelo y la temperatura pueden variar con ciertos cultivos. La profundidad de siembra más apropiada puede llevar a una mala siembra debido a enfermedad de la cama de siembra.

Nutrición apropiada de la planta: La salud total de la planta empieza con la nutrición apropiada de la planta. Las enfermedades de plantas son menos severas en las plantas saludables (figura #30). Por lo tanto para asegurar la salud de una planta se necesita mantener el balance de nutrientes del suelo.

Control Químico: El uso de químicos puede ser una forma efectiva para controlar las enfermedades de plantas y en algunos casos puede ser la única alternativa disponible (figura #31). Los químico son más efectivos en contra de pátogenos fungicidas y menos efectivos en contra de las bacterias y no sirven para controlar los virus. Muchos de los pesticidas y fungicidas que se usan en la agricultura son tóxicos para los seres humanos, ganado, y aves. Por esta razón las instrucciones que van con los químico se deben leer con mucho cuidado.

Lista de Figuras que se necesita para la lección

Lección 1.6

1. Figura de un agricultor rociando la maleza en el cultivo.

2. Figura de un insecto comiendo las plantas.

3. Figura de una maleza.

4. Figura de una planta enferma.

5. Figura de un sistema monetario $ $ $ perdido a causa de las pestes.

6. Figura de un cultivo dándole sombra a la maleza.

7. Figura de competencia de maleza con el cultivo.

8. Figura de control de malezas.

9. Figura de un campo labrado.

10. Figura de un campo que está siendo cultivado.

11. Figura de un campo que está siendo cultivado.

12. Figura de campesinos trabajando en el campo con azadones.

13. Figura de un campesino usando el sistema de regadío.

14. Figura de un cultivo de rotación.

15. Figura de un campo con diferentes filas de distancia.

16. Figura de un agricultor aplicando fertilizante a las plantas.

17. Figura de un campo plagado de maleza.

18. Figura de varios insectos.

19. Figura de un insecto masticando una planta.

20. Figura de un insecto con rasguños, cicatrices y otras deformaciones.

21. Figura de rotación de cultivos.

22. Figura de un agricultor labrando el campo.

23. Figura de un campo plantado de una forma densa.

24. Figura de plantas con diferentes rangos de fertilidad.

25. Figura de plantas con enfermedades.

26. Figura de rotación de cultivos.

27. Figura de un agricultor cultivando un campo para control de maleza.

28. Figura de control cultural.

29. Figura de un calendario agrícola.

30. Figura de una planta saludable.

31. Figura de un agricultor usando el sistema de regadío.

 

Figura #30

 

Figura #31

 

 

 

 

 

Lección 1.6 Notas

Proceso para seleccionar un método de control de pestes

Una identificación positiva de cierta peste debe establecerse antes de considerar si se necesita o si es posible un programa de control de pestes. Control de una peste en particular sólo cuando se considera que hay pérdida económica. Perjuicio económico es simplemente la cantidad de daño que justificará el costo de la aplicación de las medidas de control. El proceso metódico de decisión y hechos debe seguirse para planificar y llevar acabo inteligentemente y eficientemente un programa de control de pestes. Los elementos principales de este proceso se enumeran a continuación.

Detección. Es muy importante detectar infestación de pestes antes que sea un problema. En caso contrario resultará en un alto costo de control, menos eficientes o ineficientes medidas y un perjuicio significante a la siembra. Una detección apropiada requiere que se examine los campos con cuidado y frecuencia, conocimiento de pestes y depredadores, habilidad para reconocer problemas potenciales y un conocimiento total del cultivo o de las características de desarrollo de otras plantas. Tiene que ser capaz de reconocer plantas "anormales" y daño de las pestes.

Identificación. Una identificación positiva de pestes es esencial para determinar si es nociva al cultivo y si lo es paar establecer un programa de adecuado control. En caso de enfermedades de plantas, la identificación se puede basar más en los síntomas que la identificación del agente. En caso de saber el ciclo de vida de las pestes es esencial porque en control de insectos un insecticida se aplica y coincide con una de las fases de vida suceptible. En algunos casos la fase suceptible es la fase de adulto o de larva. En algunos casos los insecticidads no afectan lso huevos. Las condiciones climáticas se pueden usar para predicir cuánto le tomará a un insecto desarrollarse.

Significado Económico. Control de una peste en particular se debe considerar sólo cuando se nota que va a ocurrir una pérdida ecónomica. Las especies de pestes en un número bajo causan poco perjuicio al reconocimiento final de calidad. Grandes poblaciones pueden causar un pequeño rendimiento o pérdida de calidad pero no lo suficiente par compensar el costo de medidas de control. En otras ocasiones, grandes poblaciones pueden causar perjuicio significante y las medidas de control son esenciales. Por lo tanto, la economía debe ser la primera consideración en control de peste. El manejo y control de peste se debe considerar si hay riesgo de pérdida económica y la población esta sobre el umbral económico.

Las diferentes especies en cada clase de pestes (maleza, insectos, enfermedades) varían de tamaño, capacidad de reproducción, y frecuencia de crecimiento. Hay que recordar que cuando se hace una decisión de manejo de pestes, hay que considerar el precio comercial del cultivo, el costo de aplicación, y el efecto en el medio ambiente.

Método de selección. Una vez que se ha identificado el problema, la biología y los hábitos de la peste entendidos, y la significancia económica establecida, allí se puede seleccionar el método apropiado o la combinación de métodos en una buena manera ambiental, económica, efectiva y práctica. La selección apropiada requiere que se esté completamente familiarizado con todos los métodos de manejo y de que se analice totalmente los beneficios y riesgos de cada método. La selección de pestícidasse debe considerar en base a los menos tóxicos y la opción de efectividad.

Evaluación. Es importante evaluar los resultados del programa de manejo de pestes. Esto se hace en diversas formas, como control de las poblaciones de pestes o de la infección antes y después del tratamiento, comparando los niveles de pérdidas, etc. Los insectos y sus actividades se pueden controlar por medio de reconocimiento o de métodos de trampas. Generalmente par aevaluar adecuadamente un tratamiento, es importante dejar contraseñas sin tratar para usarlas como una base de comparación. En algunas situaciones, es imposible dejar contraseñas sin tratar. Siempre escriba los resultados de su evaluación como evaluación en un futuro.

Métodos de control de Pestes.

No vamos a tratar de discutir a fondo los diferentes métodos de control de pestes. Nuestro intento es sólo dar una reseña de las alternativas y presentar algunas características de cada una.

Variedades Resistentes. Frecuentemente, los problemas de pestes se pueden evitar o disminuir con la siembra de variedades resistentes. El grado de resistencia a una peste en particular puede ser parcial o completa. Estas variedades poseen defensas genéticas como características de protección fisiológicas o físicas las que reducen su vulnerabilidad a las pestes. La selección de variedades resistentes hace que el ambiente sea menos favorable para las pestes y las mantendrá en un bajo nivel de perjuicio. Frecuentemente el problema de pestes se puede evitar o mininmizar con el uso de variedades resistentes.

Rotación de Cultivos. La rotación de cultivo se pude usar en una manera efectiva para mantener la población de pestes a un buen nivel d control; muchas veces es una necesidad. Si una siembra que es vulnerable a cierta peste se cultiva por años en el mismo terreno la infestación de pestes puede ser devastadora. La rotación a siembras que no son compatibles por las pestes residentes puede ofrecer una solución parcial y al mismo tiempo puede ofrecer beneficios adicionales como el aumento de fertilidad del suelo y reducción de la erosión del suelo.

Control Cultural. Muchas de los problemas de pestes se pueden evitar o disminuir con el uso de técnicas de control cultural. El control cultural incluye un número de prácticas designadas a un crecimiento óptimo de las condiciones de desarrollo para el cultivo y no favorables para la peste. Parte del control cultural son las operaciones agrícolas tales como variando la época de siembra, fertilizante, riego, y cosecha lo que alterará en algo los problemas de pestes. Las prácticas de sanidad como el remover los residuos de cultivo los que estimulan pestes, puede también ser una forma efectiva de control cultural.

Control Biológico. El fundamento del control biológico se basa en maximizar los efectos de los enemigos naturales de las pestes. El control biológico se usa para controlar los insectos, acáridos y otra maleza. Estos enemigos naturales se deben conservar en el campo, ya que son beneficiosos. Esto requiere de una selección cuidadosa de medidas de control de pestes, particularmente cuando se escoge de una forma informada y se hace uso juicioso de los pesticídas. Se necesita prestar una consideración especial a los insecticidas que no perjudiquen sus insectos beneficiosos. También puede ayudar la presencia continua de estas especies con la preservación de los habitats apropiados en la vegetación de los alrededores.

Control Químico. A pesar del peligro potencial, los químicos son componentes esenciales del programa de control de pestes y se quedará así en el futuro. El control químico usa derivados naturales o químicos sintéticos llamados pesticidas que matan, repelen, atraen, esterilizan, o de otro modo interfieren con el conportamiento de las pestes. Los químicos actúan rápido y son efectivos para eliminar grandes poblaciones. En varios casos, la aplicación de pesticidas debe usarse sólo cuando se necesita y de tal modo que usted, su familia, su vecino, y el medio ambiente estén adecuadamente protegidos.

Encabezado
Contáctenos   Cerrar Esta Ventana
© Copyright 1996-2004 Benson Institute, All rights reserved
 

 

Record visit